La CLAVE de la motivación

Por mi propia experiencia personal y con mis clientes encuentro que tenemos el habito de juzgarnos a nosotros mismos y a las situaciones con un nivel alto de exigencia. Los pensamientos son “debería hacer la dieta perfecta”, “no estoy haciendo los ejercicios perfectos”, “debería entrenar todos los días”, “debería despertarme más temprano”, “debería tomar menos café”, “debería haber bajado mas de peso”, etc. La lista es infinita entre lo que es ahora y lo que debería ser.

Quizás puedes ver hacia donde me dirijo, pero cuando tenemos niveles tan altos de exigencia es probable que detrás de esos pensamientos este la creencia de que “si no me exijo lo suficiente yo mismo no seré suficiente” es como si necesitaras exigirte siempre mas para ser “cada vez mejor” o para “ser” aquello que tenemos en mente que “deberíamos” ser. Y así pasamos la gran mayoría del tiempo…exigiéndonos más y más, parece que no tiene fin, si no se lo proyectamos a nuestro cuerpo, se lo proyectamos al dinero, a nuestras parejas (no me cuida lo suficiente, no me presta suficiente atención, no es suficientemente detallista) …

La pregunta realmente es ¿Qué es suficiente? 1? 2? 1000? 2000? 1500000? ¿Puedes darte cuenta que es una percepción individual? ¿Cómo te sientes cuando piensas que no es suficiente?  como actúas con tu pareja, compañeros de trabajo, familia o contigo mismo cuando piensas que no es suficiente?

¿Puedes observar que el ser o no suficiente es una percepción individual?  es una IDEA conceptual de cómo deberían ser las cosas. Y esa misma idea es la que nos lleva a sufrir, a pelearnos con la realidad, con los demás y… en definitiva, a robarnos la paz, el amor y el momento presente. Es decir, la vida misma. Nuestra mirada está fijada en el cielo, observando “lo que debería ser” en vez de estar en la tierra apreciando las cosas tal como son.

Cuando nos aceptamos a nosotros mismos, exactamente donde estamos, con todo!…Con nuestras virtudes, nuestros miedos, con nuestras “fallas”… es impresionante, pero sientes amor y compasión inmediata por ti. Te das cuenta lo duro que has sido contigo mismo y que de verdad NO VALE la pena. La aceptación, tal como lo dice Alejandra Llamas, si es poderosa. Porque dejas de pelear con lo que ES, eso no significa que no vas a hacer nada al respecto, pero ya puedes decir “esto es lo que es” si está en mi control y lo puedo cambiar, lo cambio (o no!) y si no está, lo dejo ir…ya está. Parece más espiritual, pero en realidad es puro sentido común.

Para finalizar, en ocasiones se trata de aceptar que estamos en UN PROCESO y que son muy pocas cosas las que ocurren de la noche a la mañana, si aceptas que casi todo funciona así inmediatamente recuperas tu paz.

Para un ejemplo… mira la naturaleza… (y si me permiten la comparación) hasta Dios necesito 7 días para crear el universo. Nada ocurre de la noche a la mañana.

EN LA FOTO! Mi queria Elena, ella comienzo haciendo 30 minutos 3 veces por semana y ahora es IMPARABLE. Comenzó poco a poco, haciendo ejercicios con su propio peso, de forma pero constante, disciplinada y sabiendo que es un proceso, aquí esta! casi 8 semanas despues super fuerte, con energia, saludable y sintiéndose cada vez mas en armonía con ella misma!

Back to Top
es_ESSpanish
es_ESSpanish
A %d blogueros les gusta esto: