¿Tienes hambre o sueño?

Cuando las personas no tienen una estructura alimenticia organizada puede ocurrir que en ocasiones tengan hambre, de verdad verdad, ya sea porque pasan muchas horas sin comer, porque comen mucho menos de lo que necesitan, etc. Pero ¿qué pasa cuando te alimentas equilibradamente la mayoría de los días y por cualquier razón no has tenido una buena noche y de repente se te despierta un hambre descomunal, que es lo que realmente está pasando?

La forma más facil de entenderlo es conociendo a los neurotransmisores, ya que son ellos los que rigen el apetito por diferentes clases de alimentos. La noradrenalina o norepinefrina en particular estimula el apetito por los carbohidratos, la Galanina estimula la apetencia por las grasas y las endorfinas por las proteínas respectivamente.

Cuando no has logrado descansar, tu cerebro está en un estado de alerta y segrega más noradrenalina, es por eso que no te apetece un pollito a la plancha o unas almendras, sino una pizza, pasta, pan, cereales, etc.

¿Y qué pasa si mi estilo de vida es dormir poco? ¿O si mis preocupaciones no me dejan dormir por muchos días? Además de un aumento de peso debido al consumo elevado de carbohidratos, fatiga, mal humor, falta de concentración, visión borrosa, etc. Cuando estas constantemente estresado, aunque la glucosa este “normal” en sangre el cuerpo sigue aumentando la glucemia para apoyar la respuesta de lucha o huida, y de donde obtiene esta glucosa? De las reservas hepáticas y musculares (de tus hermosos músculos).

¿Y qué pasa cuando queremos mitigar los efectos de la falta de sueño? ¡Tomar café! La cafeína y la teofilia del té también generan un aumento de la glucosa sanguínea. Unas pocas tazas de café pueden generar que estemos más alertas, pero que también estemos más reactivos y agresivos.

Cuando quieres llevar una vida más saludable hay que ir acomodando las piezas poco a poco, soltando hábitos e incorporando nuevos. Algo que me parece muy importante es tomar en cuenta que la falta de sueño y el estrés está directamente relacionados a como nosotros gestionamos nuestros pensamientos y en consecuencia nuestras emociones. Es por eso que todos los planes nutricionales que preparo incluyen sesiones de coaching, ya que de esta forma trabajamos en la causa real de la falta de sueño o el estrés, y no simplemente ponemos pañitos calientes. Recuerda que no somos como maquinas con muchas piezas o por sectores, todo está integrado (pensamientos, emociones y acciones).

Toma en cuenta también que tenemos más de 60.000 pensamientos no funcionales en 1 día y que estos se repiten día con día. Si no comenzamos a limpiar el “disco duro” no podremos llevar y mantener una vida feliz, equilibrada y saludable. Ya que en cuanto nos metamos en la película en la que nos suelen meter los pensamientos, si no hacemos consciencia, perdemos nuestra paz, nuestra intención, compromiso, salud, todo.

“Lo que se ve se sustenta en lo que no se ve”

Back to Top
es_ESSpanish
es_ESSpanish
A %d blogueros les gusta esto: