¿Cómo despegarse la apatía?

Porque a todos nos pasa! es como una gripe que a veces se contagia! así que aquí te ayudare a identificarla y deshacerla tan pronto como se te quiera pegar!

Tiene muchísimos nombres flojera, cansancio, falta de energía, pesimismo, desanimo, etc. y surge de pensamientos apáticos. Es como un dialogo que comienza poco a poco y comienzas a creértelo. Por ejemplo: Comienza el día y es miércoles, y tú tienes la idea de que los miércoles es cansado porque no es lunes, pero tampoco es viernes, etc. etc. Esa es la historia que te estas contando acerca del miércoles. Y, en consecuencia, comienzas a tener pensamientos similares “es que estoy cansada porque ya es miércoles”, “es normal que este cansada”, “no tengo ganas de nada”, “no has avanzando en la dieta y hoy no tienes ganas de hacer ejercicio”, “no lo vas a lograr”, “va a llegar el verano y vas a estar igual”, “siempre eres así”, etc.

¿Te das cuenta como todo comenzó con un simple pensamiento? Y que ese pensamiento llamo a sus primos y hermanos y se te metieron hasta la cocina y te llevaron a un futuro QUE NO EXISTE. Si no tienes consciencia de este habito de pensamiento, tus acciones son una reacción a estos pensamientos. Comienzas a comer de más, a dejar de ir al gimnasio y el cuerpo responde también. Tu mente ordena y el cuerpo obedece.

¿Cuál es el primer paso para despegarte los pensamientos apáticos? El primer paso es ser consciente de tus pensamientos. ¡Escucha lo que piensas, cuestiónalo todo! Al principio puede que te parezca raro y que incluso te toque bajar la velocidad en algunos momentos para escuchar con detenimiento. Pero ese tiempo estará siendo bien invertido porque al no identificarte con la voz que suena en tu cabeza puedes elegir que pensar y responder de una forma diferente.

Por ejemplo ¿Es cierto que no estoy avanzando? Quizás hace dos semanas no hacías ejercicio y hoy al menos estas yendo 1 vez por semana. ¿Qué significa avanzar para ti? ¿Cómo puedes estar segura que no estas avanzando? Comenzar a hacerte mejores preguntas te despegara del pensamiento por el tiempo suficiente para que no se instale la emoción en ti.

A veces no queremos soltar esos pensamientos porque tienen “la recompensa” de quedarnos es una situación incómodamente incomoda. Cuando de alguna forma quieres justificar tus reacciones de una forma u otra.

En fin, pero si estas comprometido y de verdad quieres salir de la apatía tienes que decidir soltar esos pensamientos, ya que no puedes servirles a dos amos.

Esa es la clave para comenzar, escuchar tus pensamientos, cuestionar y elegir cuales te quieres quedar. Desde ese lugar de poder puedes diseñar si te quieres ir a la cama temprano, comer algo saludable pero diferente, tomar mas agua, salir a pasear tu perro por un tiempo mas largo, ir a una clase en el gimnasio nueva! ¡En fin, puedes diseñar tu vida!

Back to Top
es_ESSpanish
es_ESSpanish
A %d blogueros les gusta esto: